Más Historia del pueblo

Durante la época de dominación árabe de la península se poseen datos sobre un asentamiento de población, tipo alquería (pequeño grupo de casas de labranza, tipo granjas actuales), integrado dentro del Reino Taifa de Toledo.

Con la reconquista de Toledo por Alfonso VI, se inicia la repoblación de este Reino por Cristianos, también llegaron a las tierras de este pueblo.

Será en los Siglos XII y XIII, cuando estas tierras pasen a ser dominio de distintas órdenes religiosas militares, que tenían el convento en Maqueda, del que dependían las tierras de labranza. Así se encuentran referencias a los Templarios, parece ser que la ermita de Santa Ana se edificó sobre los restos de un antiguo castillo-convento de esta orden, y más tarde pasaría a ser propiedad a la Orden de Calatrava.
Todo esto apunta a que posiblemente los fundadores del núcleo de población base del actual fueran labradores que cultivaban las tierras del citado convento de Maqueda, y por lo tanto estaban al servicio de los frailes. Posiblemente se le conociera con la denominación de Santo Domingo del Valle.

Como nuestra historia aparece ligada a la de Maqueda, será en 1434 cuando pasa la encomienda de Maqueda y sus aldeas de la orden de Calatrava a D. Alvaro de Luna, que al caer en desgracia, quedaría de 1453 a 1469 en manos de diferentes propietarios.

Será en 1469 cuando Fernando de Aragón (todavía prometido de Isabel de Castilla, futuros Reyes Católicos) el que haga donación de Maqueda y sus Aldeas a D. Gutierre de Cárdenas.

En 1520, el mismísimo emperador Carlos I, estableció el título de Ducado de Maqueda, colocando al frente del mismo a D. Diego de Cárdenas, hijo del citado Gutierre y de D- Teresa Enríquez, más conocida como la "Loca del Sacramento".

En 1566 se realizan las Relaciones histórico-geográficas encargadas por el rey Felipe II, sobre toda la riqueza inventariable de sus reinos, pueblo a pueblo, la relación de Santo Domingo del Valle se conserva.

En 1666, la novena Duquesa de Maqueda, D- M- Guadalupe, contrae matrimonio con el Duque de Arcos y desde entonces pasan a fundirse los dos ducados.

En 1789, el decimocuarto Duque de Maqueda-Arcos muere sin sucesión, y pasa este Ducado a la casa de Astorga.

De 1812 se conserva el Acta de Jura de la Constitución ("la Pepa") por nuestro pueblo.




 

Val de Santo Domingo, breve recorrido en la historia

Las primeras noticias de este pueblo tienen relación con los mozárabes, así en Febrero de 1.216 Martín Domingo, habitante de Caudilla, vende una tierra al alguacil Esteban Pérez por dos mizcales de oro alfonsí.En 1.258 se documenta un camino que une Perovéquez con Hurtada, esta aldea (Hurtada) jursidicción de Maqueda está citada en la documentación medieval como: Furtada, Jurtada y Hurtado. En el siglo XV aparece formando una parroquia con Perovéquez. Estos datos permiten situar a Hurtada en concreto entre el actual núcleo urbano del pueblo y el antiguo límite municipal de Caudilla, hoy en día no queda nada de lo que fue esta aldea, solo queda el paraje donde se situaba y que se conserva su nombre. Sin embargo, fue una de las pocas aldeas que superaron la barrera de los siglos medievales, pues en el último cuarto del siglo XVI, tenía concejo propio, con sus alcaldes y regidores.Además de la conocida versión sobre la fundación del pueblo existe otra que es la siguiente: la fundación pudiera ser debida al estar (el pueblo) enclavado entre dos cañadas de ovejas, una sería la llamada "Segoviana" y el llamado camino real de Madrid que pasaría por la plaza, de ello queda el nombre "camino real viejo" o sea la calle Real. En relación con esos caminos ganaderos pudieron quedar el conocido como "Salguero" o lugar donde se le daba la sal al ganado, otro es "Camino de la Nava" que indica lugar de pasto.

Además de la ermita de Santa Ana, existía otra dedicada a San Sebastián que estaba situada dentro del pueblo hacia el Suroeste, también debió existir otra dedicada a San Roque, de la que solo se conserva el nombre de "Senda de San Roque" que une Val de Santo Domingo con Alcabón.

En el año de 1.575, durante el reinado de Felipe II, este hace llegar a todos los pueblos, aldeas y ciudades un cuestionario de 57 preguntas, cuya misión era el de poder conocer y saber mejor el estado de sus reinos, que han de contestar con la mayor exactitud posible y veracidad, lógicamente quienes reciben estas preguntas son los que en ese momento están capacitados para responder que generalmente son los clérigos, y así el día 9 de Febrero de 1.576 se juntaron el reverendo Juan de Castro clérigo, teniente cura del lugar, Francisco Hidalgo "el Viejo" y Juan Rodríguez Bajo vecinos del dicho lugar, para hacer la historia y descripción que su Majestad manda que se haga y respondiendo a los capítulos de la dicha lista, y ordenadamente al primer capítulo dijeron. (A partir de este momento quiero respetar la grafía del original):

Al primer capítulo dixeron, que aqueste pueblo se llamó antiguamente Santo Domingo del Valle y se llama así al presente porque la Iglesia del dicho lugar tienen por advocación al señor Santo Domingo de Silos y este lugar está fundado en un valle y así se llamó y llama por esta razón Santo Domingo del Valle.

Al diez y séptimo capítulo dixeron, queste dicho pueblo de Santo Domingo es tierra llana, y que no hay monte en él, excepto unas 400 encinas, la tierra de las cuales se labra para sembrar y que en el dicho pueblo y su término, puede haber veinte mil olivas y que es tierra templada, que algunos inviernos suele hacer fríos, y otros inviernos suelen ser templados y ques tierra sana donde ha habido muchos viejos de noventa y cien años.